martes, 1 de diciembre de 2009

CHUCK NORRIS


Aunque hasta hace poco se creía que Chuck Norris nació en el siglo XII en el pueblo estadounidense de Villachota, en Texas, un estudio de ADN ha demostrado recientemente que en realidad es vasco, del mismo Bilbao, de hecho. Hijo de un teniente del ejército de liberación y una lavadora (no confundir con la digna profesión de las mujeres humanas) nace con múltiples injertos cibernéticos que le dan una serie de superpoderes. Su famosa patada centrifugadora y su capacidad para matar en frío o en caliente, ya sea en seco o en mojado, son parte de la herencia cyborg que recibió de su madre. Su infancia no sería fácil: en el colegio sus compañeros se reían de él y lo marginaban por su barba y sus miembros metálicos, hasta que un día los mató. El profesorado, desconcertado, se recluyó en la sala de profesores y acordó concederle el premio Nobel de las artes gráficas si los dejaba vivir. Con su título debajo del brazo (hay historiadores que le atribuyen esto a que tenía las piernas ocupadas con un montón de policías), Chuck salió del País Vasco a buscarse la vida por esos mundos de Dios. En los años ochenta, el éxito de sus películas Desaparecido en Combate y Delta Force, le hizo tener su propia colección en Marvel, injustamente cancelada, para un hombre de verdad que hay en ese Universo, uno que no es un pupas llorón que necesita ir al psicólogo, como el tonto de Cíclope.

1 comentario:

El Conseguidor dijo...

Admirable Chuck Norris quien, además de ser campeón mundial de Karate aprendió del mismo Bruce Lee con quien llegó a compartir pelicula en "El furor del dragón".
Buen comentario. Un ron con anís para ti.