viernes, 11 de diciembre de 2009

EL SUPERCINEXIN

Los Reyes Magos, al ver cómo yo flipaba con las pelis en super ocho en blanco y negro de Popeye (que me proyectaba mi tío Antero en el papel pintado del cortijo de mis abuelos), creyeron conveniente regalarme esta maquinita de los sueños, que presentaba los siguientes inconvenientes:

a) No tenía sonido
b) Las pelis eran cortas y carísimas, más que el aparato en sí.
c) Yo me harté de verlas palante y patrás, y me dediqué a enarbolar el aparato como si fuese una metralleta. Cuando jugábamos a V, yo era Donovan que iba con su videocámara desenmascarando lagartos.

Tuve 2 pelis: Popeye en el circo y Sport Goofy ¿Ande andarán?

1 comentario:

El Conseguidor dijo...

... pues peor aún era el CINE EXIN normal, el naranja más antiguo. Las pelicula duraban 20 segundos y venían en un rollo que había que instalar en el proyector a mano.