viernes, 15 de enero de 2010

¡VOTO A BRÍOS! (2) COLECCIONISMO COMPULSIVO


Un amigo mío tiene la colección completa del guerrero del antifaz, y cuando le comenté la existencia del libro de viñetas políticamente incorrectas del guerrero : "Tente Iracundo otomano" (de Sopeña monsalve, mismo autor de El Florido pensil), casi le da un soponcio, porque de ninguna de las maneras quería que sacaran nuevos números que le obligaran a embarcarse en una nueva caza y captura de tebeos. Y es la cuestión que abordo hoy: ¿Cuántos comics podemos llegar a coleccionar? La respuesta es: Tantos como seamos capaces de releer en vida. Recuerdo que de pequeño, podía leer el mismo comic una y otra vez, a falta de nuevos, hasta sabérmelo de memoria, pero hoy día es raro el cómic que leo dos veces. Lo guardo en la estantería de los tebeos, y ya está. Otras personas los embolsan, clasifican, etc. Con los libros de texto y novelas, mi sistema es concreto: Siempre los subrayo. Leo con un lápiz a mano y marco todo lo que me interesa, o lo más lírico, o las palabras que he de buscar en el diccionario. Si alguna vez necesito una relectura, como así ha sido con los libros que mando leer a mis alumnos, leo solamente el subrayado. Pero un libro una vez leído, no sirve más que como objeto fetiche al que se le tuvo cariño. He leído Don Quijote dos veces, y sé que no lo haré una tercera. Sé que los conservo, porque me gusta tenerlos a la vista, y son parte de mi vida. Con los tebeos pasa lo mismo, pero una serie en cómic no son las nueve novelas de Dostoievsky, sino los más de 300 números que conforman el culebrón de aventuras o sagas de un personaje, que ocupan muchísimo espacio en casa. Debemos hacer entonces, como el cura y el barbero con los libros de caballería: Un donoso escrutinio, quedarnos con lo mejor y regalar lo demás a los niños, para que puedan aficionarse a la lectura. Quizá deberíamos pasar por la planta infantil de cualquier hospital regalando lotes de tebeos a los enfermitos. Sería un buen voluntariado. Así los héroes ganarían una última batalla.

4 comentarios:

corsariosinrostro dijo...

Hola. He puesto un enlace a esta entrada precisamente desde...¡Voto a Bríos!

http://corsariosinrostro.blogspot.com/2010/01/voto-brios-2-coleccionismo-compulsivo.html

Saludos.

José Miguel dijo...

Gracias corsariosin rostro, encantado de ver gente nueva por aquí. Muy bueno tu blog.

silve dijo...

Tiene toda la razon, pues poa poco entre libros y tebeos tengo la casa llena, mas que coleccionista me he combertido en almacenista, tengo cosas que ni las he leido.
Un Saludo y encantado de entrar en tu bloc

s e b a s dijo...

Acabo de descubrir tu blog a través de VOTO a BRIOS!! Si no te importa pongo el enlace en el mio.
Será contagioso esto del coleccionismo? Ya que todos nos comportamos casi de manera parecida, jejeje.
Saludos desde:
http://laestanteriademicasa.blogspot.com/