sábado, 5 de febrero de 2011

ESOS MALDITOS 80´S...

Llevamos algún tiempo con un cierto revival de los años 80, aquellos años infames para el mundo en todos los sentidos, política, cine, música, estilismo... Un amigo me decía hace años: "cómo molan los 80..."

Pues bien, aunque sé que el blog se llama "nostalgia", voy a dar alguna razones en el ámbito musical en esta entrega de que, sí, fuimos pequeños en la década infame, que tenemos grandes recuerdos edulcorados por la edad que teníamos, pero alguno de nosotros teníamos hermanas mayores adolescentes, y si pensábais que ahora la música está mal, es porque al adorar los 80 estamos repitiendo su escaso gusto estético y cultural.

Un recorrido de ejemplos nefastos:

-Miguel Bosé: figura capital del star system español desde casi mi nacimiento, lo cual dice mucho del show business patrio. El tipo este va camino de un récord, más de 30 años sin salir del armario. Su sustituto natural fue un colega de Ramoncín, Alejandro Sanz (a.k.a. Alejandro Magno).


Y mis hermanas me querían vestir así...

-Wham!: o los orígenes como sex symbol de George Michael. Las niñas debían de estar ciegas, se olía a millones de km que estos tíos no estaban interesados en lo más mínimo en casarse con ellas. Primer caso en la lista de los famosos pelitos bufados con mechas tan masculinos de la época de los "New Romantics", o tendencia dominante de la música en aquellos tiempos.


"¡Jijiji!Las manos quietas, George"


-Duran Duran: Los abuelos de Tokyo Hotel. Eran tope modernos con sus peinados rompedores, su ropa enooorme y su música que... ¿alguien se acuerda de su música? También fueron predecesores de la rivalidad Oasis-Blur con sus enemigos los Spandau Ballet, a los que les unían más cosas de las que les separaban y si no, vean, vean...


A ver, ¿quién es quién? Una pista: Spandau Ballet vestían más como señoras mayores y a Duran Duran les iban los tintes...

-Boy George and Culture Club: este tipo era más underground que los anteriores, pero lo pongo como hijo de su época que fue. Abiertamente homosexual, cuando era pequeño realmente pensé que era una mujer. Si buscais imágenes de él vereis que en el revival actual ochentero en cuanto a moda, se han cogido muchas cosas de las que se ponía este tipo. Un visionario, vamos (vio nada menos que 20 y pico años en el futuro...)


Joer, a ver si me he equivocado... ¿La última foto no será de Alaska?

-Milli Vanilli: estos querían ser la versión negra de Wham!, pero solo resultaron ser la versión tramposa y fraudulenta. Se les descubrió haciendo trampa, ya que los que ponían la cara y la carne eran dos top models y los que cantaban eran otros más feos. Fue un escandalazo en la época, los auténticos cantantes salireon al mercado como The Real Milli Vanilli (Los auténticos Milli Vanilli), y los falsos quisieron seguir cantando ellos, pero la gente ya no picó más. Un tiempo después, uno de ellos la palmó de sobredosis. Años más tarde me acordé de ellos en dos ocasiones: una en los juegos olímpicos de Pekín cuando se corrió la voz de que la preciosa niña que cantaba en la ceremonia de inauguración hacía playback de la voz de una niña fea y gordita. Otra, en uno de los mejores y más guarros gags de la película Bruno, de Sacha Baron Cohen.


Eso, eso, tápate, bonico...

-Vanilla Ice: al final de la década y principios de los 90 surgió el rapero que más ha vendido en la historia... ¡y era blanco! No, no es Eminem. Es Vanilla Ice, un tipo sin vergüenza ni talento que sampleó a los Queen y lo petó con su tema Ice Ice Baby. Estuvo un par de años en candelero y después desapareció como llegó. Al menos ha dado para uno de los mejores gags de las pelis de Austin Powers, cuando aparece criogenizado en la misma sala donde descongelan a Austin.



Esa pelambrera de rapero New Romantic no pega con los tiroteos del ghetto...

Para los jovencitos despistaos que no los vivieron: ÉSTOS eran los verdaderos años 80, no lo que enseñan en las tiendas de moda, en los vídeos de Rihanna (que dentro de 20 años merecerán una entrada como ésta en algún blog). Y sí, en los 80 también hubo cosas buenas, pero hijos míos, sólo sé escribir acerca de lo malo, es muuuucho más divertido.

¡Ah, se me olvidaba! Prometo futuras entregas descargando bilis y mala leche para devolver los años 80 al ghetto cultural del que nunca debieron haber salido.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Va a ser que no tienes ni puta idea, majo: meter a Duran Duran, Spandau Ballet, Culture Club e incluso Wham! en la misma cesta con Milli Vanilli o el primerizo Miguel Bosé como ejemplos de mala música pone de manifiesto que lo tuyo no es la música, majo. ¿Que quién se acuerda de la música de Duran Duran? Pues casi todo dios que hoy vende discos yendo de lo más de los más: Coldplay o Keane, son más deudores de Duran Duran que de nadie. Lo de las pintas, eso sí hay que reconocértelo, era para mear y no echar gota; mejor te dedicas a crítico estilista, porque de música, al menos de pop, ya te digo: no tienes ni puta idea.

El conde dijo...

Bueno, anónimo, no nos pasemos. Cada cual vivió los ochenta como le tocó, y como tal los cuenta. Yo creo que en un blog se puede opinar de forma radicalmente opuesta a quien redacta las entradas, pero no estaría mal medir un poco el tono.

Anónimo dijo...

No te falta razón, Conde, pero es que estoy un poco rayadico de que la gente se casque un blog y pretenda pontificar sobre cualquier tema evidenciando una ausencia total de conocimientos y criterio respecto a los temas sobre los que pontifica. Reitero, meter en el mismo saco a Duran Duran y a Millie y Vanilli para ponerlos a parir evidencia una audacia que sólo puede ser fruto del desconocimiento. ¿ok?

elJose dijo...

Como dijo Jack el destripador, vayamos por partes. Primero, básicamente este no es un blog de crítica de nada, es, como ha dicho el Conde, y como el mismo título del blog indica, un espacio donde recordamos y sacamos de nuestra memoria cosas que hemos vivido. Por otra parte, hay que distinguir entre crítica y humor, igual no te quedó claro si no has leído más entradas aparte de ésta en el blog (que no hay por qué hacerlo, ojo). Y por último, sentirse ofendido y llevar a lo personal una entrada de un blog cualquiera sin ánimo de ninguna trascendencia mas que simplemente pasarlo bien, pues, francamente, es bastante patético.
Y por último, mirando el título de la entrada, la razón de poner a Duran Duran y Milli Vanilli en el post (junto a Miguel Bosé o Vanilla Ice... para que veas que no tienen absolutamente nada que ver entre ellos) es única y absolutamente temporal, recuerdos de la infancia, de los 80.
A ver si ahora lo pillamos.
Coldplay y Keane: Duran Duran y Spandau Ballet ahora, sin los estilismos. No distingo unas canciones de otras, la verdad. Para el que le guste el pop.

elJose dijo...

Ah, se me olvidaba: ¿pontificar? que yo sepa, no creo ser ningún líder de opinión, no creo estar pontificando. Allá cada cual con su rollo.
Y vive la vida, hombre, estate tranquilo, pero sin faltar. Como dice el conde, se puede estar en desacuerdo, y expresarse más allá del "no tienes ni puta idea".