lunes, 22 de noviembre de 2010

LAS SERIES LIMITADAS MARVEL DE LOS 90



Al hilo de la anterior entrada de El Jose, he recordado qué estaba leyendo yo a esa edad. Y sí, recuerdo un número del Escuadrón supremo muy lacrimógeno en el que uno de los personajes moría de cáncer, pero esta es la época (mediados de los 90) en los que Marvel inundaba el mercado de series limitadas malísimas (todos los personajes tuvieron la suya, prácticamente) intentando colapsar el mercado como forma de tapar las florecientes Image y Darkhorse. Es la época de a peor línea editorial jamás creada: Los Hijos de la Medianoche (Morbius, Nighstalkers, Darkhold, Blaze, Hijo de Satán) de la que sólo sobrevive el Motorista Fantasma. Villanos ridículos, dibujantes horrendos, guiones de risa, cómics en gran escala hechos en un par de semanas, y no había colección sobre la que no colgase la espada de la cancelación. Esta situación llevó a Marvel a la bancarrota, a la expulsión de los principales guionistas, y a dejar la presidencia de la corporación en manos de un dibujante potente: Joe Quesada, que empezó a ver el futuro. Los tebeos como el gran teaser tráiler de producciones cinematográficas venideras, que ahí es donde estaba la pasta. Porque los tebeos de ahora, y sobre todo los de sus colegas Millar y Bendis, son story-boards con un lenguaje muy cinematográfico y exportable al video-juego, la TV o el cine.

1 comentario:

elJose dijo...

Jejeje pues yo tardé tiempo en darme cuenta... o mejor dicho, decían que era imprescindible para conocer lo que le pasaba al Motorista Fantasma... en aquella epoca intentaron que compraras el comic por el personaje, no porlos autores y así les fue, por poco no lo cuentan...